Entre gustos y colores no han escrito los autores… y el sexo no es una excepción a este popular dicho. Existe un sin número de fetiches que algunas personas practican cuando disfrutan de su sexualidad, y si, algunos pueden llegar a ser más extraños que otros. En ciertos casos, las personas adoptan estos comportamientos desde la infancia y otros a medida que van experimentando van encontrando gustos atípicos que en algunos contextos siguen siendo tabús.

A estos extraños deseos se les conoce como parafilias y se entiende como la fuente predominante de placer que se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos.

Hoy en BajoLente te contamos cuáles son las cinco parafilias más extrañas del sexo.

1. Acrotomofilia.

Esta palabra proviene del griego: akron (extremidad), tomo (cortar) y philia (amar), los acrotomofílicos son personas que se sienten atracción sexual al observar o tocar personas con miembros amputados sin importar de qué parte del cuerpo se trate. De hecho en Internet existen comunidades  que se dedican a compartir fotos donde producen e intercambian imágenes de personas con miembros amputados y así satisfacen su libido. 

2. Autonepiofilia.

Algunas personas sienten satisfacción sexual utilizando pañal, estando con alguien que utilice uno o recurriendo a comportamientos infantiles, esta es una conducta psicológica que suele crearse por variación de autoestima y falta de atención.

3. Dendrofilia.

La atracción por las plantas o arboles puede considerarse un gusto ambiental, sin embargo, en los fetiches es una anomalía sexual que cautiva a muchos. Elementos vegetales o frutas son muy recurrentes al momento del coito utilizados como elementos externos que aumenta el nivel de excitación.

Sin embargo, los dendrofílicos sienten una satisfacción orgásmica al estar rodeado de hojas o árboles, algunos llegan a utilizar el tronco de uno para fines eróticos.

4. Misofilia.

La suciedad puede generar rechazo en la mayoría de los casos. El mal olor y la apariencia dejada parece algo crucial al momento de rechazar un pretendiente sexual pero no todos piensan igual. Esta parafilia se trata de sentir atracción por la suciedad y para cumplir con este deseo la imaginación es ilimitada.

5. Formicofilia.

Las personas con esta preferencia obtienen placer sexual por medio del contacto con animales pequeños en zonas erógenas de su cuerpo.

 

Vía: www.kienyke.com 

 

Mira también:

Sueños sexuales, no significan lo que crees… ¿O si?