Cuando estrenamos celular suele encantarnos la velocidad con la que funciona, pero a medida que lo usamos su rendimiento empieza a decaer y ciertas operaciones pueden volverse un poco tediosas. ¿Te ha sucedido? Ahora piensa: ¿cuántas aplicaciones tienes que no usas? ¿Y archivos viejos guardados? Seguramente muchos, y eso está afectando a la velocidad de tu smartphone.

Hoy en BajoLente te presentamos una serie de opciones muy sencillas que puedes aplicar para mejorar el rendimiento y la velocidad de tu teléfono.

1. La elección del fondo de pantalla.

¿Estás experimentando que tu teléfono tarda mucho al cambiar de una aplicación a otra? Quizá el problema esté en tu fondo de pantalla. Opta por uno estático y eso probablemente ayudará, ya que los fondos de pantalla animados tienden a hacer que todo vaya más lento.

2. Elimina las aplicaciones que no usas.

Parece algo muy básico, pero todos tenemos aplicaciones que hemos descargado para una ocasión y ahí las dejamos. Por supuesto también están las apps que vienen preinstaladas en tu celular y tampoco utilizas, y que en la mayoría de los casos puedes desinstalar.

3. Libera espacio.

Probablemente tienes el celular lleno de fotos y videos de los que no quieres deshacerte. Pero hay una forma muy sencilla de guardarlos sin necesidad de saturar tu smartphone: súbelos a la nube, a través de servicios como iCloud de Apple o Google Photos, así podrás borrarlas del celular pero acceder a ellas siempre que quieras. Otro elemento del que siempre nos olvidamos, y también ocupa espacio, lo conforman los archivos descargados que ya no necesitamos.

4. Desconecta los servicios móviles si no los utilizas

También algo muy básico pero que a todos se nos olvida. Cuando dejamos de usar servicios como WiFi, Bluetooth o GPS muchas veces olvidamos desconectarlos. Hay que tener en cuenta que muchas veces no es posible desactivar los servicios de localización, ya que muchas aplicaciones los necesitan. Pero si realmente no necesitas estos servicios, desconéctalos. Esto tiene un impacto no solo en la velocidad, sino también en la vida de la batería de tu teléfono.

5. Instala versiones ligeras de las aplicaciones

Esto es especialmente importante si estás usando un teléfono con una memoria limitada. Algunas de las aplicaciones más populares, como Facebook, Messenger o Twitter tienen versiones ligeras (Facebook Lite, Messenger Lite, Twitter Lite). Úsalas y seguro que notas una mejora en la velocidad de tu teléfono.

 

Vía: www.bbc.com