La madre naturaleza tiene más de 3.800 millones de años de experiencia en la creación de singulares formas de vida adaptables a todos y cada uno de los ambientes, la selección natural les ha brindado perfeccionamiento a través de los tiempos a los animales, plantas y otros componentes biológicos.

Por estas razones es muy común ver que los investigadores busquen en ella inspiración para dar soluciones a los problemas humanos de hoy en día, hoy en BajoLente te mostramos 8 tecnologías que son vivo ejemplo de todo esto.

1. Tren bala.

El tren bala japonés, circula a más de 300 km por hora. A semejante velocidad, al entrar en un túnel, las ondas de presión atmosférica producían un ruido ensordecedor que hacía vibrar las ventanillas. Eiji Nakatsu, descubrió que el martín pescador también se enfrentaba habitualmente a cambios súbitos en la resistencia del aire.

2. Super Pegamento.

Los mejillones producen una resina con propiedades adhesivas que podría compararse a cualquier pegamento comercial, por esto los biólogos del Laboratorio Nacional de Ingeniería y Medio Ambiente de Idaho clonaron cinco proteínas de mejillón para desarrollar un adhesivo natural resistente al agua. 

3. Velcro.

En 1940, el ingeniero suizo George de Mestral quedó fascinado con los pequeños cardos bardana que quedaban enganchados al pelaje de su perro. Al ver las pequeñas púas que se unían como ganchos, creó el popular sistema de adhesión en telas, que no tuvo demasiado éxito hasta que la NASA lo utilizó en sus trajes espaciales.

4. Ahorro energético.

Las mariposas Morpho se distinguen por sus alas de color azul iridiscente. Sin embargo, si se trituran las alas, se obtiene solo un polvo opaco. El tono tornasolado es una ilusión óptica llamada “color estructural”: una interferencia entre haces de luz a causa de la cual solamente se reflejan algunos colores.

5. Plástico antirreflectante.

 

Los ojos de las polillas no reflejan la luz gracias a unas diminutas protuberancias, y por ello pasan más desapercibidas para los depredadores. Los científicos quieren imitarlas para mejorar la visibilidad de las pantallas y reducir el brillo.

6. Tela inteligente.

Imitando las escamas de las piñas, que se abren y cierran en función del calor o del frío, Julian Vincent, profesor de biomimética en la Universidad inglesa de Bath, desarrolló en 2004 una tela con una capa de pequeñas puntas de lana que se adaptan a las fluctuaciones de la temperatura corporal.

7. Superficie de las lanchas.

Una nueva cubierta exterior imita a la piel de tiburón en las lanchas, con pequeños rectángulos y púas, para así impedir que se adhieran algas y percebes.

8. Puentes en suspensión.

Los cables de los puentes en suspensión fueron inspirados por los tendones, pues éstos se componen de múltiples fibras musculares retorcidas entre sí que proporcionan resistencia y flexibilidad. Los constructores copiaron este modelo natural en los cables de carga que permiten a los puentes colgantes abarcar largas distancias.

 

Vía: 20minutos.es