Agunos expertos en logística, transporte aéreo, y medios de comunicación se reunieron en Washington DC en el evento anual Uber Elevate, en el que Uber presenta sus adelantos alrededor de la movilidad del futuro.

En la conferencia inicial de Uber Elevate, la empresa habló de sus planes para Uber Air, su proyecto de taxis voladores, y presentó el primer paso para llegar a él: Ubercopter.

La famosa compañía de alquiler de vehículos con conductor cobrará entre 200 y 225 dólares en el viaje que conecta la céntrica isla de Manhattan y el aeropuerto de Nueva York John F. Kennedy.

La empresa pone en marcha sus ‘Uber Copter’ a través de la división Uber Elevate, una rama que puso inició hace tres años para explorar las posibilidades del transporte aéreo compartido y que estará disponible para sus miembros con estatus de platino y diamante.

Uber aseguró hace unas semanas que el precio del servicio puede variar conforme a la demanda, al igual que su división terrestre.

Además del trayecto aéreo, incluirá una carrera en auto desde el hogar del cliente a un helipuerto en la zona baja de la isla, desde donde se tomará el helicóptero en un recorrido de ocho minutos de duración.

“Este es un viaje que muchos viajeros hacen a diario y vemos la oportunidad de ahorrarles una gran cantidad de tiempo”, dijo recientemente el responsable de Uber Elevate, Eric Allison.

En total, el recorrido -incluyendo la parte terrestre- podría alcanzar la media hora de duración, frente a la hora larga (incluso dos) que puede tomar el servicio por carretera, o en otros medios de transporte como los trenes o el metro.