Idealmente la primera visita para realizar tu control prenatal debe ser antes de la semana 13, luego cada mes hasta la semana 34, luego cada 15 días hasta la semana 37 y luego cada 8 días, aunque esta frecuencia puede variar según la necesidad de controles más o menos estrictos.

La ecografía es una parte rutinaria del cuidado prenatal. La tasa de detección de anomalías del bebé por ecografía varía entre 13.3% y 82.4%, dependiendo de la calidad en el entrenamiento del profesional que la realiza.

Es ideal, que la primera ecografía se lleve a cabo en el primer trimestre (10- 12 semanas), este procedimiento permite la datación de la edad gestacional, la evaluación del crecimiento fetal y el momento probable del parto, éste es el mejor momento para diagnosticar la gestación múltiple; parámetro fundamental en el pronóstico materno y perinatal.

Si se encuentra una diferencia entre esta ecografía de primer trimestre y la falla de la menstruación o amenorrea, superior a 7 días, se debe ajustar la edad gestacional con la medición ecográfica. De esta manera se disminuyen los riesgos maternos y perinatales que secundan a una gestación prolongada, además del impacto benéfico que genera saber desde su primera visita prenatal que el embarazo evoluciona bien o en caso contrario identificar de manera temprana factores de riesgo de morbilidad materna o perinatal.

En el primer trimestre se realiza la evaluación de infecciones y la realización de la Tamización Genética o «Sonolucencia nucal» que es una ecografía que se hace entre la semana 11 y la 13 más 6 días para valorar la anatomía fetal, detectar riesgo de malformaciones estructurales mayores o anomalías cromosómicas, determinar la corionicidad en caso de embarazo múltiple y detectar riesgo de Pre eclampsia y Restricción del Crecimiento Intrauterino o riesgo de prematurez, establecido por la valoración de la longitud del cérvix o cuello uterino materno.

En el segundo trimestre se hace igual, tamización para enfermedades infecciosas, la ecografía de Tercer Nivel o detalle anatómico entre las semanas 18 y 24 para la evaluación detallada de órganos y sistemas del bebé; la mayor sensibilidad de ésta ecografía es para la detección de defectos graves, permitiendo establecer el riesgo antenatal, el plan de atención intraparto, neonatal inmediata y del pronóstico perinatal, de igual manera se realiza la curva de glucosa para detectar a tiempo Diabetes Gestacional.

Ya en el tercer trimestre, se realiza el control del crecimiento y posición fetal, gracias a esto se puede llegar a determinar la vía del parto y se llevan a cabo las pruebas de bienestar fetal.

En tu Control Prenatal puedes manejar con tu médico situaciones propias del embarazo como las náuseas y el vómito, el dolor pélvico y lumbar, la constipación, hemorroides y el insomnio, también puedes hablar acerca de recomendaciones sobre viajes, actividad sexual, prevención de infecciones, acné, cambios emocionales, y mucho más.

El Médico General o tu Obstetra encargado del Control Prenatal, son los pioneros en la valoración integral de un momento tan especial para la mujer, como lo es el embarazo, son quienes ayudan a obtener resultados más óptimos. Lo mejor es diagnosticar oportunamente, establecer manejos adecuados que reduzcan riesgo de complicaciones y así poder impactar de forma positiva en la salud de nuestras mamitas de Colombia.

En el Control Prenatal debe existir el arte de obtener la mayor información veraz e importante posible, la mayor educación y una alta dosis de sensibilidad; evitando juicios de valor y permitir que la MUJER O LA PAREJA, de manera espontánea, expresen sus dudas e inquietudes, pero sobretodo, respetar la privacidad, la dignidad y la confidencialidad de las mujeres.

Este capítulo, es un sincero reconocimiento a todas las mujeres y sus derechos, en especial a las MADRES en su día y a las maternas que infortunadamente han muerto en todo el mundo con el único propósito de dar VIDA.

Clínica SOMER, consultorio 308

Mira también:

¿Sabes los riesgos de no acudir a tu control prenatal? Cuida a tu pequeño desde el primer momento. Parte 1