Llegó el fin de semana y por supuesto, las reuniones con familiares y amigos no se hacen esperar, pero debes estar atento a ciertas señales en los productos que consumes ya que cada vez son más los casos de intoxicación por ingerir productos de dudosa procedencia. Así que, si este fin de semana largo tienes previsto tomar algún tipo de bebida alcohólica, ¡cuidado!. 

Más allá de las cifras negativas que le deja mensualmente al departamento de Antioquia la comercialización de licor ilegal, la venta de este producto, sin el tratamiento adecuado en su etapa de producción, es una amenaza para quien lo consume, en la mayoría de casos, engañado por alguien que lo compró de manera consciente y poniendo vidas en riesgo, ya que beber licor adulterado representa un grave peligro para la salud que si no se trata a tiempo puede llevar incluso a la muerte.

Por eso es importante que tu, bien seas consumidor o vendedor, tengas en cuenta aspectos puntuales a la hora de comprar alcohol para ingerir. La apariencia, la etiqueta, la limpieza del líquido, los sellos y el serial de números, te dejan claro si estás o no comprando un producto tratado adecuadamente durante su fabricación.

Aquí cinco pasos para que sepas cómo identificar alcohol adulterado:

1. La etiqueta en botellas.

Un licor legal siempre va a tener la etiqueta en buenas condiciones. En el caso del licor adulterado, el fabricante mismo es quien rasga la etiqueta para que no se pueda comparar el seriado de números que debe coincidir con los números de la tapa. Si no es así, ¡sospecha!

2. La tapa.

Las tapas tienen que estar en perfecto estado, ni raspadas, ni golpeadas, y en el caso de licores nacionales, un sello de la empresa fabricante debe estar perfectamente colocado entre la tapa y el precinto de seguridad que cae una vez se destapa la botella. Si esto no es así, ¡sospecha!

3. Cintas de seguridad.

En el caso de licores importados, una cinta de seguridad debe estar impuesta entre la botella y la tapa. Esta cinta al desprenderse deja partículas pegadas en el cuerpo de la botella, esta es una buena señal. Si la cinta de color blanco no está compacta al momento de comprar el licor, y da la impresión de que ya fue rota, ¡sospecha!

4. El color del cartón y el sellado.

Al comprar licor en cajas, es indispensable que el color del cartón que sobresale por los bordes sea de tonalidad café, si el cartón es blanco con seguridad es licor adulterado. ¡Alerta! no pongas en riesgo tu salud.