Son varios los estudios que han demostrado los beneficios de dormir sin prenda alguna. Pero ¿Sabías que además de ayudar a mantenernos saludables física y mentalmente, también es efectivo para prevenir enfermedades?

Usualmente es visto como algo erótico y sexual, pero según la National Sleep Foundation de Estados Unidos, la latencia de sueño (el lapso de tiempo que te toma desde, estar completamente despierto a profundamente dormido) tiene un impacto directo con la satisfacción del sueño, por lo que contar ovejas no es que sea muy efectivo que digamos.

Un consejo para reducir la latencia del sueño, es disminuir la temperatura del cuerpo. Cuando esto sucede se envía una señal al cuerpo de que es momento de dormir y una forma fácil de lograrlo es quitándose la ropa, si reduces la temperatura de tu organismo, no solo te dormirás más rápido, también tendrás un sueño más profundo. 

Según estudios, en EEUU uno de cada tres adultos duerme desnudo. Ya sea por comodidad, moda o costumbre, la ciencia no se cansa de demostrar que dormir sin ropa es mucho mejor de lo que pensamos. Estos son algunos beneficios de los que te hablamos:

1. Ayuda a adelgazar.

Como ya dijimos, la temperatura corporal desciende cuando dormimos y, en consecuencia, el cuerpo quema más grasa de forma natural. Pero al ponernos ropa, las prendas reducen este efecto. Eso no significa que vayas a perder una gran cantidad de peso, pero no viene nada mal para quemar algunas calorías extra.

2. Mejora tu autoestima.

La mejor estrategia para personas con problemas de autoestima debido a su físico, es dormir desnudo. Este gesto tan simple, ayuda a conocerse, a mejorar la confianza y la autoestima, ya que nos acostumbramos a ver nuestro cuerpo tal cual es cada noche al irnos a dormir.

 

3. Piel más sana.

Cambiar tus hábitos al dormir, ayudará a reducir grasa y tu piel será la principal beneficiada. Desnudarte para dormir permite que tu piel respire, y esto provoca que el riesgo de sufrir problemas cutáneos sea menor. Además, dormir desnudo favorece la activación de la grasa marrón que, a su vez, permite renovar las células muertas y mantener la piel más tersa y saludable.

 

 4. Te acerca a tu pareja.

Las parejas que duermen desnudas sienten un mayor apego y una mayor conexión, pues el contacto piel con piel aumenta la liberación de la oxitocina, considerada como la hormona del amor y los lazos afectivos. Gracias a este químico, el vínculo entre los miembros de la relación se hace más fuerte. Por otro lado, una encuesta reportó que las parejas que duermen desnudas se muestran más felices con la relación. Un 57% de los encuestados dijo que estaba felices con la relación, el 48% usaba pijama y el 43% usa camisones, mientras que el 38% dormía en ropa interior, estos también manifestaron sentirse contentos con la relación.

5. Reduce el estrés.

Una hormona muy importante en nuestro organismo es el cortisol, mantener regulados sus niveles es primordial ya que estos aumentan cuando nos encontramos estresados. Dormir desnudo reduce los niveles de cortisol en el organismo y, por tanto, reduce el estrés.