El crossfit es una modalidad multidisciplinaria que permite al usuario concentrarse en cualquiera de los objetivos establecidos: aumentar masa muscular o tonificar. Sin embargo, ¿por qué el crossfit se encuentra en tendencia?

Este formato de entrenamiento tuvo origen en el sur de California en 1974. Greg Glassman, un estudiante universitario y gimnasta, estaba en búsqueda de una nueva forma de entrenamiento que lo dejara satisfecho al lograr su objetivos.

En 1995 abrió el primer gimnasio enfocado en crossfit y se estableció como la primera piedra de una revolución deportiva en todo el mundo.

Este acondicionamiento se hace de manera muy intensa y con un conjunto de ejercicios que comprenden todo el cuerpo para la quema agresiva de calorías. Por lo general, las clases duran una hora con intervalos menores a cinco minutos para hacer más efectivo el entrenamiento.

La práctica de esta modalidad se debe hacer con el acompañamiento de un profesional pues está compuesto de ejercicios como el levantamiento olímpico o el peso muerto, ejercicios que exigen varios años de entrenamiento.

“El crossfit, como cualquier actividad física no es riesgosa, lo que si representa un riesgo es su mala aplicación, ya que se trata de una actividad técnicamente muy compleja, un tanto agresiva y por ende se puede volverse peligrosa”, afirmó para un medio argentino Francisco Ozores, profesor de educación física.

El boom de esta modalidad es gracias a que se convirtió en una de las actividades más completas por su variedad e interactúa con todas los aspectos físicos del cuerpo. Las ventajas del crossfit son varias: la obtención de resultados más rápidos, una actividad complementaria para deportes de impacto como el hockey o el rugby, está compuesto por una gran variedad de ejercicios, se puede realizar tanto en grupo como de forma personal y es un buen enfoque para la concentración mental.

Los expertos afirman que a pesar de que esta modalidad es bastante completa, la alimentación es un pilar fundamental para conseguir los objetivos deseados. “La dieta básica debe estar compuesta por hierro, sodio, antioxidantes y proteína, pero sobre todo, agua. A veces olvidamos tomar agua y es el elemento vital de nuestro cuerpo”.

No obstante, el trabajo puede conllevar varias consecuencias si no se hace de manera correcta. Las desventajas no son ajenas a esta práctica pero se debe ser consciente de los riesgos a los que se expone. Las lesiones de articulaciones son frecuentes por el desgaste que sufren, además de las lesiones en la piel por la fricción con los elementos de este deporte.

Se debe tener en cuenta que este deporte necesita un tiempo de adaptación y no se debe iniciar de forma frenética para evitar lesiones graves y frustraciones que provoquen una renuncia anticipada.

 

Vía: www.kienyke.com