Todos sabemos que la plataforma de citas no es una de las aplicaciones más seguras para conocer gente y llegar a tener una relación estable. Pero en este caso, lo que inició con un «match», terminó con una denuncia, más problemas judiciales y finalmente la cárcel.

La típica historia de Tinder: conoces a alguien, chatean, salen en una cita, quizás terminan teniendo sexo y luego descubres que tu cita ha desaparecido de la faz de la tierra. Pero para una mujer en Bengaluru, India, semejante comportamiento es absolutamente inaceptable. Así que hizo que encarcelaran a su cita, luego de que éste se negara a casarse con ella después de tener un encuentro sexual y de que él le dejara de hablar. 

Rama Reddy, de 29 años de edad, hizo match con una mujer que trabajaba en una empresa privada de tecnología en Bangalore. Los dos intercambiaron textos y siguieron cortejándose en línea durante un mes antes de tener relaciones sexuales. Pero justo después de eso, la mujer le pidió a Reddy que se casara con ella. Reddy rechazó la propuesta diciendo que «no estaba listo para comprometerse». Y cuando ella siguió buscándolo, él la bloqueó en WhatsApp.

La pesadilla empezó para Rama, luego de que la mujer lo denunciara por negarse a tener una relación con ella señalando que había sido engañada ya que Reddy fingió ser amable solo para tener “una relación física” con ella. Además, señaló que también le obligó a tener relaciones sexuales y que por esa razón ella se sentía usada. Después de eso, el hombre fue detenido por las autoridades. Y durante un día permaneció en la cárcel.

«Fue literalmente a la mañana siguiente de dormir juntos que él rompió conmigo. Me sentí muy molesta de que me hubiera utilizado», le dijo la mujer a un medio local, con respecto a cómo el acusado había fingido ser amable al principio, pero en realidad lo único que buscaba era una satisfacción física. «Este tipo de incidentes no deben repetirse con otras personas que usen las aplicaciones de citas. Las mujeres no deben ser usadas como fuente de placer físico», agregó.

Las aplicaciones de citas pueden haber sido diseñadas para ayudarte a encontrar a tu pareja, pero al igual que con los «fuckboys» que a menudo las utilizan, no siempre se puede confiar en ellas. Incluso, aun cuando este caso pueda parecer más una cuestión moral de sentir la necesidad de casarse con alguien solo porque tuvieron sexo, es bastante común que las personas usen estas aplicaciones para conseguir sexo casual.

Si bien los cargos bajo los cuales fue arrestado este hombre aún no están claros, Tinder ha sido acusado una y otra vez de permitir que haya depredadores sexuales en su aplicación. Por lo tanto, incluso si estás buscando a la persona ideal para ti, es importante reconocer los peligros de las aplicaciones de citas.

 

 

Via: Vice.com