Una de las partes más llamativas del cuerpo femenino es el busto, al igual que los glúteos y el abdomen. Muchas de nosotras buscamos tonificar esta zona y así evitar su flacidez y caída prematura, para esto existen algunos procesos estéticos y productos comerciales que ayudan a poder mantenerlos de la manera deseada. Sin embargo, este tipo de alternativas suelen ser muy costosas y en ocasiones dolorosas al principio.

Hoy en BajoLente te contamos cuáles son algunas opciones más saludables, 100% naturales que seguramente tendrán resultados efectivos si los realizas constantemente. Entre ellas tienes varios ejercicios que se enfocan en los músculos del área superior del cuerpo y sirven para reafirmar hasta incluso incrementar el tamaño.

1. Juntar las palmas.

Esta actividad, aunque sencilla ayuda a tonificar el músculo pectoral. La clave para tener los resultados es hacer un poco de presión y mantenerla por unos segundos.

¿Cómo sabes que lo estás haciendo bien? Cuando sientas que tu pecho se relaja y se tensiona con cada movimiento.

2. Lagartijas.

Este ejercicio es magnífico para fortalecer los músculos pectorales que se encuentran ubicados debajo del tejido mamario, haciendo que el busto se vea con mayor volumen. Además, son perfectos para tonificar los brazos y combatir con la flacidez.

Para este ejercicio necesitas resistencia física, por lo que al inicio puede que te tome trabajo realizarlo. Puedes hacer 10 repeticiones de 3 series de las lagartijas y verás que con el tiempo los resultados.

3. Levantamiento de pesas básico.

Para este ejercicio debes tener mancuernas o pesas, con estos objetos recuperarás la firmeza de los brazos y senos. Realiza estos movimientos de forma lenta hasta completar 30 repeticiones.

The Trend

Deber recordar que los resultados de estas sencillas rutinas no se notarán de manera inmediata ni cuestión de días. Para que veas los resultados debes ser constante, además, apoyarte de una buena alimentación.