Para el famoso logo de la MGM, estos camarógrafos se atrevieron a filmar y tomar fotos del rugido de este león.