Tras el mal comportamiento de la hinchada del Club Atlético River Plate, la decisión de la Conmebol este jueves 29 de noviembre fue precisa para la sanción que podría tener el equipo finalista de la Copa Libertadores, después del mal recibimiento de su hinchada al equipo Xeneize el pasado 24 de noviembre.

Asunción, fue la ciudad para que el comité de la Conmebol definiera la sede final en la que se disputará el encuentro entre Boca Juniors y River Plate.

Miami, Medellín y hasta el anhelado Monumental aunque a puertas cerradas fuese, fueron algunas de las opciones que se disputaron la final de la Copa; sin embargo, el estadio Santiago Bernabéu, casa del equipo europeo, Real Madrid, será el lugar de encuentro para la final del torneo con más revuelo en los últimos días.

El próximo 9 de diciembre, el mítico Santiago Bernabéu recibirá el clásico argentino, según informó la Conmebol, pues ante las propuestas por parte de diferentes ciudades del mundo, finalmente Madrid terminó siendo el escenario en el que los finalistas de la Copa Libertadores 2018 se disputarán el título.

“España está dispuesta a organizar la final de la Copa Libertadores entre Boca y River. Las FCSE y los servicios implicados, con amplia experiencia en dispositivos de este tipo, trabajan ya en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento”, fueron las palabras a través de su Twitter por parte del Presidente de España, Pedro Sánchez, después de conocerse la sede oficial para la final del torneo.

Escrito por: Manuela Betancur Giraldo