El ser humano responde a su instinto, es primitivo… y el dejarse llevar, fluir al compás del ritmo y de la energía que se transmite en cada movimiento, ayuda a liberar la tensión y a olvidarse de las preocupaciones por un momento. Esa misma fluidez, también se ve transmitida en la vida sexual. 

El sexo y el baile tienen mucho más en común de lo que se piensa, de hecho, un estudio presentado por la plataforma de streaming, Spotify, publicado en 2012 reveló que el 40% de las personas sienten que la música es un estímulo sexual más poderoso que las caricias. 

La danza es uno de los grandes placeres de la vida, además, mejora notablemente nuestra salud debido a que nos ejercitamos y estamos más felices, cuando bailamos, nuestro sistema libera miles de endorfinas que nos hacen sentir bien, nos relajan y ayudan a que entremos en contacto con nuestras emociones, también es una manera muy divertida de aceptar, reconocer y conectar con nuestro cuerpo, logrando así potenciar la vida sexual, mejorando nuestra confianza y por ende nuestras relaciones sexuales.

Ahora que conoces la conexión entre el sexo y el baile, te contamos cuáles son las danzas que en particular brindan mayores beneficios en la vida sexual de las personas que las practican.

La danza del vientre:

Es considerado uno de los bailes más eróticos que existen. Esta disciplina de origen oriental ayuda a tonificar el suelo pélvico, fortalecer el abdomen y obtener una mayor flexibilidad. Beneficios a nivel físico que por consiguiente traen mejoras en el ámbito sexual, ya que gracias a esto, aumentarás la energía, el número de posturas que puedes practicar y tu creatividad. Por otra parte, la danza del vientre es provocativa, sensual, ayuda a mantener el control y a descubrir movimientos.

Los ritmos latinos:

Ritmos como la salsa, la kizomba o la bachata se han vuelto muy populares. Este tipo de bailes tienden a mejorar las relaciones sexuales, ya que permiten sincronizar los movimientos pélvicos con los de tu pareja, ésto y el hecho de que la mayoría de los pasos de baile se produzcan con los cuerpos pegados, las manos sobre la cintura de la mujer y en movimientos ondulantes, generan un gran nivel de excitación.

El tango:

El baile que nació a principios del siglo pasado en Argentina, es un arma para seducir, el tango es uno de los bailes más sensuales e íntimos que existen. Utiliza la música como un poderoso estímulo, que acompañado de movimientos sensuales da como resultado altos niveles de excitación. Además, a nivel sexual nos sirve para conocer a nuestra pareja a través de las caricias, así como para dotar de ritmo a nuestros movimientos de cadera y piernas.

 

Mira también:

No te pierdas estos 5 tips para alcanzar el orgasmo.