¿Quién en Milan?

Milan es un joven estudiante de filosofía y educación religiosa. Es alegre, extrovertido y con grandes sueños; uno de ellos es ser un gran caricaturista.
¿Por qué la caricatura y no otro arte?


La caricatura le ha permitido mostrar su talento como dibujante que adquirió desde la primaria y además se fusiona muy bien con su pensamiento crítico constructivo que ha tenido desde antes y después de la filosofía.
¿Cómo ve su futuro como caricaturista?


Milán se ve como uno de los grandes caricaturista del país, al igual que lo fue Ricardo Rendón Bravo («buscando el reconocimiento que logró pero no superarlo, porque es un grande»). Y quiere con sus caricaturas viajar por Colombia y el mundo y así compartir su pensamiento por medio de ellas.
¿Cuánto tiempo le dedica a la caricatura?


Entre 5 y 6 días a la semana alrededor de 8 y 10 horas por día.
¿Qué busca en sus lectores y la sociedad con la caricatura?


Busca que con ellas las personas reflexionen y se den cuenta por la clase de personas por las que se está votando y sus decisiones perjudiciales para los menos favorecidos.
¿Los jóvenes caricaturistas tienen voz con este tipo de arte?


Desde que se acercó a este mundo de la caricatura vio que lo que necesita el joven es arriesgarse y buscar un apoyo muy grande como lo es para el la Casa de la juventud de Rionegro y lo demás va llegando, pues ya trabaja para el periódico La Prensa Oriente, Revista Nabú y ahora para Bajo Lente, y a logrado que se hable de él en varios entornos y llegar a muchas partes del país. Esto hace que las personas se fijen más en el talento que tenemos los jóvenes.
¿Qué inspira a Milan para dibujar?


Las ganas de cambiar nuestro entorno de corrupción y guerra. El apoyo de las personas con sus buenos deseos, con sus ideas para las caricaturas y saber que lo que hace no sólo hace feliz a cientos de personas sino también a él.
¿Cómo se apoya en la tecnología para hacer los dibujos?

Para Milán siempre será más importante el dibujo a papel, es por ello que primero plasma su idea en su bitácora (libro de dibujo) y después por medio de una foto empieza su trabajo digital desde una aplicación que sirve para este tipo de trabajos. Es algo nuevo para él pero día a día aprende de este gran mundo digital.
¿Cuál es el autor o artista que más admira y por qué?


Admira a muchos caricaturistas Colombianos, como lo son Matador, Xtian, Bacteria, Osuna, Jota y muchos etc. Pero para él los artistas que más admira son los que luchan a diario para que el arte sea tomado como medio importante de educación y no como vandalismo.
¿Cómo se conecta Milan con la caricatura, su ambiente, sus herramientas y su entorno?


Milan siempre ha tenido una mente revolucionaria y crítica. Gracias a la filosofía ha logrado expandir más su mente a mundos desconocidos pero muy educativos; al estar en este mundo sus más allegados son personas críticas que buscan un cambio y la mejor solución y esto le permite acercarse más y entablar diálogos constructivos ya sea en persona o por medio de la caricatura.
¿Un mensaje para los jóvenes para expresar lo que sienten por medio del dibujo?


El dibujo o cualquier arte tiene que expresar lo que somos, nuestro verdadero yo. Por eso les dice que nunca imiten a otro artista, se pueden tomar como referencia y ejemplo, pero no imitación porque pierde la esencia de lo que eres. Cuando uno logra afianzar su talento con su esencia logrará grandes cosas y una de ellas es ser feliz.
Esta es la caricatura de la semana para BajoLente. Mientras se realizaba este fotoreportaje. Milan, plasmó este mensaje:


Esta última caricatura quiere hacer una crítica a las objeciones que dio el Gobierno de Colombia a la Jurisdicción Especial para la Paz. Esto para hacer ver que la clase política de nuestro país ve como mejor negocio la guerra que la Paz. Y si no debes nada no hay necesidad de cambiar las cosas, sólo someterse a las investigaciones y salir libre de ellas demostrando que eres un gran político y persona.