El mítico animal, símbolo de magia y fantasía que hasta hace poco se creía que sólo existía en nuestra imaginación, ¡era real!

¡Bien!, no precisamente como lo imaginábamos, de hecho era más parecido a un rinoceronte que a un caballo. El unicornio siberiano además de tener el nombre del animal mitológico podría ser el origen de la leyenda de los unicornios, ya que tenía en su cabeza un enorme cuerno que podía alcanzar más de dos metros de longitud; se cree que esta peculiar característica habría surgido tras juntarse los dos cuernos que tienen el resto de animales de la familia, a la que también pertenecen los rinocerontes comunes.

 

Según un estudio publicado en el American Journal of Applied Science, el “Elasmotherium sibiricum” se creía extinto hace 350 mil años, pero investigadores de la Universidad Estatal de Tomsk (TSU) en Rusia, han descubierto ejemplares mucho más recientes, de hace tan sólo 29 mil años, en el que sería su último refugio, Kazajstán.

“Probablemente, el sur de Siberia occidental fue un refugio, donde este rinoceronte perduró durante más tiempo que el resto de la especie. También cabe la posibilidad de que pudiera migrar y habitar por un tiempo las zonas más al sur”, explica Andrey Shpanski, paleontólogo y autor de la investigación.

El animal cuyo tamaño era similar al de un elefante, es considerado místico y mitológico por varias culturas como la rusa, la china, la sueca, la persa y en algunas zonas de Oriente Medio limítrofes con Irán.

Del fósil encontrado los expertos comentan que «Lo más probable es que fuera un macho de gran tamaño solitario. Las dimensiones de este rinoceronte son las más grandes de los descritos en la literatura, y las proporciones son típicas» también tenía un pelaje largo y probablemente se alimentaba de pasto. 

Unicornio Siberiano

Unicornio Siberiano