‘Red Bull te da alas’ es la frase con la que la empresa ha vendido millones de bebidas energizantes en el mercado. Sin embargo, parece que muchos se tomaron este eslogan muy en serio y compraron el producto solo para obtener unas grandes alas.

El eslogan del energizante le costado una demanda a la compañía en Canadá por no haber cumplido con lo que prometió en su publicidad a los consumidores.

Cuando algunos usuarios vieron que después de tomar la bebida no tuvieron ningún efecto en la parte trasera de su espalda, decidieron demandar a la compañía para que les diera una compensación por haberlos engañado. Los consumidores argumentaron que Red Bull les había dado información fraudulenta y exagerada.

Sin embargo, la marca se defendió diciendo que su publicidad siempre ha sido ingeniosa, veraz y precisa. Pero a pesar de estas declaraciones, perdió el caso y tendrá que pagar 13 millones de dólares por no darles alas a sus usuarios, 10 dólares por cada demandante.

Finalmente, el abogado de los consumidores, Michael Attar, afirmó que Red Bull no tiene evidencia científica que confirme que su bebida aporta más energía que una taza de café y que su costo es exagerado para lo que en realidad aporta a sus compradores.

 

Vía: www.pulzo.com