En la intimidad entre parejas, el orgasmo es quizás uno de los momentos más importantes: es el desenlace   más esperado durante una relación sexual.

Con el orgasmo vienen varios temas importantes y uno de ellos, que quizás para algunos es un mito y para otros una realidad, es el orgasmo simultaneo. Hoy en BajoLente, junto a la ginecóloga y sexóloga clínica Luz María Carvajal Restrepo, despejaremos las dudas frente a este tema, encontrando con veracidad qué pasa durante un orgasmo simultaneo y si es posible o no llegar a este.

El orgasmo simultáneo es “cuando los miembros de la pareja alcanzan el orgasmo al mismo tiempo, pero quiero explicar que esto es más bien un mito, y aunque si se puede dar en casos excepcionales, no es el objetivo ni es la condición sin la cual se puede experimentar un excelente encuentro sexual”. Así lo define Carvajal, dando a entender que el orgasmo, más allá de un objetivo, debe ser una experiencia.

“El querer obtener el orgasmo simultáneo puede llevar a vigilancia obsesiva del orgasmo e incapacidad para abandonarse en la actividad sexual con el fin de lograr ese único objetivo y ansiedad anticipatoria ante el fracaso”. Aquí, la experta nos dice que es importante ver el sexo como una conexión entre la pareja y no como una necesidad de alcanzar metas que simplemente podrán fluir en medio del acto.

Sin embargo, y aunque el orgasmo simultaneo no es un suceso común durante las relaciones sexuales, Luz María nos cuenta algunas técnicas que podrán tener en cuenta si están en la búsqueda de llegar al clímax mutuo. Para las mujeres, especialmente, es más tardío el tema del orgasmo, tanto así que es posible llegar a fingirlo con el ánimo de no decepcionar a la pareja en medio de la relación sexual; es por esto que tener en cuenta estas técnicas, harán del encuentro un momento especial y excitante para ambos.

La primera recomendación es la creación y el mantenimiento de un buen “clima erótico”, en el que se haga hincapié en los juegos previos y aquí el sentido del tacto es fundamental: los abrazos, los besos, las caricias entre la pareja. Es importante entender que el objetivo principal en un encuentro sexual no es la penetración ni el orgasmo.

Otra de las técnicas, es revisar la posición en la que ambos están acostados de lado, el hombre detrás de la mujer mientras él realiza la penetración vaginal y simultáneamente él estimula digitalmente el clítoris con suavidad y en forma circular para obtener un mayor estímulo en ella y así tener más posibilidades de lograr el orgasmo simultáneo. Las maniobras de masturbación aislada o en pareja, pueden ser también una opción que ayude a alcanzar esta experiencia.

Escrito por: Manuela Betancur Giraldo

Redes sociales – Luz María Carvajal Restrepo: @ginecobstetricia_rionegra.