Aprende a preparar esta deliciosa Tarta de manzana verde.

Ingredientes.

Para la masa necesitarás: 

  • 2 tazas de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 12 cucharadas de mantequilla fría sin sal, cortada en cubitos
  • 1/2 taza de agua helada

Y para las manzanas:

  • 4 manzanas Granny Smith o verde
  • 1/2 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de nueces
  • 4 cucharadas (1/2 barra) de mantequilla fría sin sal, picada pequeña
  • 1/2 taza de mermelada de albaricoque o gelatina (durazno)
  • 2 cucharadas de ron o agua

 

¡Manos a la obra!

1. Para preparar la masa, coloca la harina, la sal y el azúcar en el recipiente de un procesador de alimentos y pulsa durante unos segundos para mezclar. Agrega la mantequilla y pulsa de nuevo de 10 a 12 veces, hasta que la mantequilla esté en trozos pequeños. Con el motor en marcha, vierte el agua helada en el tubo de alimentación y presiona hasta que la masa comience a unirse.

Coloca la mezcla en una tabla enharinada y amasa rápidamente convirtiéndolo en una bola, luego envuélvela en plástico y refrigera durante al menos 1 hora.

2. Precalienta el horno a 400 grados. Pon un molde con papel pergamino.

3. Enrolla la masa para que quede de un tamaño de aproximadamente 10 por 14 pulgadas. Puedes ayudarte usando una regla y un cuchillo pequeño, recorta los bordes. Coloca la masa en el molde preparado con papel pergamino y refrigera mientras preparas las manzanas.

4. Pela las manzanas y cortarlas por la mitad a través del tallo. Retira los tallos y los núcleos con un cuchillo afilado, luego corta las manzanas transversalmente en rebanadas de 1/4 – pulgada de grosor. Coloca rodajas de manzanas superpuestas diagonalmente en el centro de la tarta y continúa haciendo filas diagonales en ambos lados de la primera fila hasta que la masa se cubra por completo con rodajas de manzana. Finalmente, cubre las manzanas con las nueces, espolvorea con la 1/2 taza de azúcar y salpica con la mantequilla.

5. Hornea durante 45 minutos a 1 hora, hasta que la masa esté dorada y los bordes de las manzanas empiecen a dorarse. Gira el molde una vez durante la cocción. Si la masa se hincha en un área, corta una pequeña ranura con un cuchillo para dejar salir el aire. No te preocupes ¡Los jugos de manzana se quemarán en el molde, pero la tarta estará bien!

Cuando la tarta haya terminado, calienta la gelatina de albaricoque junto con el ron y cepilla las manzanas y la masa completamente con la mezcla. Afloja la tarta con una espátula de metal para que no se pegue al papel. Deja enfriar y sírvela caliente o a temperatura ambiente.

Conoce éste y otros artículos en nuestra edición impresa.

También te puede interesar: 

El Museo de la semana santa.

Calle 49 #50-94 Museo de arte de Rionegro Local 9910